Emprender en tiempos de crisis

Si has llegado a este artículo  puede ser porque:  tanto tú, como yo y  como muchos de los que hemos decidido emigrar a otro país,  nos preguntamos en este tiempo de recogimiento ¿Cuál es el paso a seguir? y ¿cómo continuar emprendiendo? 

El día que decidiste emigrar tu alma emprendedora ya estaba a flote y ese, es el primer paso que has dado hacia la construcción de tu proyecto; es la pieza maestra que hace que hoy estés aquí. Porque emprender es atreverse a hacer lo que nunca has hecho, poniendo en ello tu filosofía y biografía, ingredientes que nos hacen únicos y darán visibilidad especial a tu empresa. 

La pandemia ha dejado en el aire incertidumbre con mayor énfasis en lo económico, además de haber tambaleado otros aspectos de nuestra vida, situaciones como la pérdida de un ser querido, estar lejos de casa y tu familia, pérdida de trabajo, como también convivir y no solo vivir con nosotros mismos y con quienes tenemos un proyecto de vida en común, nuestra capacidad de autogestión y proactividad en medio de la perplejidad; como también la habilidad para manejar las emociones en medio de la incertidumbre; Situaciones que demandan  fortalecernos y ver en la incertidumbre y lo perplejo la oportunidad de crecimiento; porque la mayoría de los emprendimientos surgen  después de la crisis, de una necesidad impetuosa de mejorar, de crear, de avanzar y de diseñar la vida que merecemos. 

¿Cómofortalecernos? aquí te dejaré  dos sencillos ejercicios  que nos ayudarán a crecer en dos  direcciones, a través del autoanálisis y la toma de decisiones . 

1º Autoanalizate, para crear un cambio es indispensable ver donde esta la oportunidad de mejora, para esto, puedes hacer uso de una herramienta poderosa llamada “La rueda de la vida” que te ayudará en la  búsqueda del equilibrio, identificando de forma gráfica las áreas de tu vida que ahora necesitan más energía y más trabajo como también, nos ayuda a ver donde necesitamos establecer un límite. En este link se explica con mayor profundidad. 

2º Tomar decisiones nos acerca cada vez  al camino de emprender y el resultado es hacer que las cosas sucedan en vez de sentarnos a esperar a que ocurran. Para fortalecer esta habilidad sigue estos pasos, y respondete estas preguntas, una vez tengas identificado el problema o situación a decidir. 

1. IDENTIFICA LAS OPCIONES POSIBLES

¿Cuáles son las alternativas posibles?

2. RECOPILA LA INFORMACIÓN NECESARIA PARA DECIDIR

¿Conozco todo lo que debo de la situación?

¿Dónde puedo buscar informaciòn? ¿Qué me falta saber?

3. HACER UNA LISTA DE VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE CADA OPCIÓN

¿Cuáles son los riesgos y beneficios de cada alternativa?

4. PENSAR COMO RESOLVER O REDUCIR LAS DESVENTAJAS DE CADA OPCIÓN

¿Puedo superar los inconveniente de cada opción?

5. PENSAR SI EXISTE LA POSIBILIDAD DE ADQUIRIR LAS VENTAJAS DE UNA OPCIÓN AUN CUANDO NO SE ELIJA ESTA

¿Cómo podría obtener las ventajas de una opción eligiendo otra?

6. VALORACIÓN DEL COSTE RELACIONAL Y EMOCIONAL DE CADA OPCIÓN

¿Cómo me sentiré si decido una cosa u otra?

¿Sufrirán mis relaciones personales?

7. TOMA LA DECISIÓN Y RAZONAMIENTO DE ELECCIÓN

¿Cuál de todas la alternativas posibles resulta la mejor para mi ahora y por qué?

Solo tú puedes diseñar el camino que mereces.

Comparte esta noticia con tus contactos